Informate con link dia

Los errores defensivos le costaron caro a Estudiantes en su excursión tucumana

VIDEO. El Pincha no supo cómo manejar el juego ante un rival nervioso y con varias bajas por lesión. Tuvo todo para ganar el encuentro, pero tres errores en defensa lo dejaron sin nada. La derrota complicó aún más sus chances de clasificar para la próxima Copa Libertadores.

Ciclo cumplido. Toda la sensación que dejó la derrota, una más, de Estudiantes en esta Liga Profesional. Fue 3-1 ante Atlético Tucumán, el único líder, que sin esforzarse se llevó el premio mayor de la noche. Será la próxima fecha o tras la última, pero no parece tener continuidad.

Perder en la casa del único líder estaba en los planes, claro que sí. Pero hacerlo con una imagen tan gris no cayó para nada bien. El Pincha tuvo todo para ganar el encuentro, pero erró sus chances en el área rival y fue tan ingenuo en defensa que es imposible no caer en una dura crítica. Hace rato que el equipo juega mal, pero anoche le agregó una facilidad nunca vista. Fue un rival demasiado fácil teniendo en cuenta todas las cosas en juego.

Además de complicar aun más su clasificación a la próxima Copa Libertadores, Estudiantes dejó una imagen imperdonable en un momento del torneo donde las cosas que están en juego son muchísimas. En el primer tiempo Estudiantes jugó en modo light pero aún así mejor que su rival: tuvo chances

El partido comenzó siendo muy equilibrado, con un leve predominio de Estudiantes al menos en lo que a situaciones de gol se refiere. En el primer tiempo, que lo tuvo en desventaja al Pincha, se repartieron la pelota y los errores, pero sólo el local aprovechó las que tuvo en los metros finales.

El Decano no fue avasallante para buscar el gol, pese a necesitarlo para recuperar la punta en la Liga Profesional. Lento y previsible, pero seguro. Así quiso jugar el local, con la salida del Bebe Acosta y generalmente buscando el desequilibrio de Maestro Puch por la izquierda. Con pocos argumentos pero decidido en su plan jugó el equipo que tuvo el apoyo de una multitud.

Estudiantes se plantó con el esquema de siempre: 4-4-2, con Leo Heredia por la izquierda (más para ayudar a Mas que para atacar) y con Manuel Castro por la derecha. En el medio el Corcho Rodríguez y Fernando Zuqui, éste último más suelto como para buscar juego asociado, algo que hace tiempo este equipo perdió con el avance de las diferentes competencias.

Pero en ese juego de propuestas y acercamientos el Pincha tuvo varias claras que desperdició como un cabezazo de Heredia dentro del área, un remate fuerte de Leandro Díaz que desvió Marchiori y un mano a mano que increíblemente desperdició Mauro Boselli, un jugador que no suele fallar en ese lugar del campo.

Y cuando parecía que la visita podía dar el golpe llegó un grosero error de Jorge Rodríguez, que perdió la pelota en el medio y dejó servida la contra ante una defensa mal parada: pase a Mateo Coronel que definió fuerte sobre el cuerpo de Mariano Andújar, que no dio respuestas. Gol para alcanzar la punta del campeonato. Iban 28 minutos.

Estudiantes siguió jugando igual, casi sin sentir el impacto. Boselli retrocedió para darle juego a los volantes por afuera y en una de esas jugadas el uruguayo Castro sacó provecho de la subida errónea de Orihuela para llegar al fondo y tirar un centro preciso que el Loco Díaz cambió por gol, de cabeza, a los 41 minutos. El gol, que puso justicia en el marcador, dejó en silencio a los hinchas que ya se la veían venir, pese a que otro error en la salida dejó nuevamente mano a mano a Coronel con el arquero Pincha, que esta vez logró desviar con sus pies.

El segundo tiempo comenzó siendo un calco del primero, con Estudiantes manejando la pelota con mucha lentitud y previsibilidad y un local agazapado para lastimar con un pelotazo a una defensa que además de marcar mal dejó espacios. Así lo tuvo Coronel en el arranque, que no desperdició a los 13 minutos: le ganó una vez más la espalda a Godoy para llegar al fondo y tirar un centro que Augusto Lotti, recién ingresado, no tuvo problema en empujar al gol.

Qué difícil entender cómo un equipo bicho, que sabe aprovechar los errores y urgencias de sus rivales se haya quedado tan quieto ante el nerviosismo del local, que para colmo perdió a dos titulares más durante el partido, por lesiones. En realidad se puede entender analizando un ciclo cumplido con un técnico que no aporta soluciones y jugadores cansados física y mentalmente. 

El segundo gol directamente derrumbó a un equipo tan frágil como falto de recursos. Por eso no sorprendió el penal y el tercer gol de Liotti, el jugador del partido. Los de Zielinski se entregaron pero no por la superioridad de su rival sino por sus propias faltas de convicciones. Cuando los ciclos se cumplen se juegan partidos como el de anoche, no apto para la rica historia de Estudiantes.

 

Nota publicada originalmente en: https://www.eldia.com/nota/2022-9-26-4-45-12-defensas-bajas-para-un-equipo-que-perdio-un-partido-increible-deportes

 

Etiquetado en:

Debe iniciar sesión para continuar

Blog Tripero
La actualidad de Gimnasia y Esgrima La Plata, por Facundo Aché.

La Escudería
Blog de Automovilismo, por Daniel Zolezzi.